Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Macià Grau –CR) Aunque la campaña de vacunación en Cataluña haya permitido eliminar paulatinamente las restricciones causadas por la pandemia, todavía hay una parte de la sociedad que se muestra reacia a vacunarse. La negativa de este colectivo dificulta que se pueda alcanzar la deseada inmunidad de grupo. Es por este motivo que en las últimas semanas han surgido varias iniciativas que tienen el objetivo de concienciar a la sociedad de la importancia y la eficacia de las vacunas contra la Covid-19.

La última de estas campañas se ha puesto en marcha este lunes, y la han organizado conjuntamente la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalitat con las dos entidades más importantes de la comunidad islámica de Cataluña: la Federación del Consejo Islámico de Cataluña y la Unión de Comunidades Islámicas de Cataluña (UCIDCAT). Mohamed El Ghaidouni, presidente de la UCIDCAT, explicó que esta iniciativa llega en un momento muy importante, después de la recuperación del 100% del aforo en los centros de culto: "Ya estamos en la recta final, hemos recuperado el aforo y ahora queremos transmitir a los miembros de la comunidad que el hecho de volver los lugares de culto no significa que el virus haya desaparecido, sino que tenemos que seguir tomando las medidas necesarias. La primera es que los que no están vacunados animen y completen la pauta de vacunación y la segunda, que los que lo estamos sigamos con las mismas medidas higiénicas cuando vamos a los lugares de culto".

Los espacios religiosos, claves en la difusión de la campaña

Así como la Generalitat transmite la importancia de la vacunación contra la Covid-19 a través de la televisión y otros medios de comunicación, para la comunidad islámica uno de los lugares más propicios para hacerlo son los espacios religiosos, donde, como expone Mohamed El Ghaidouni, "se está aprovechando para dar información sobre las vacunas y las otras medidas de prevención a los miembros de la comunidad". Y es que como está pasando en la sociedad catalana, dentro de la misma comunidad islámica hay muchos jóvenes que no se quieren vacunar, aunque El Ghaidouni tiene claro que sus motivos no son religiosos: "Quienes tienen una cierta tendencia antivacunas no tienen ninguna excusa en la religión. Está pasando como en el resto del país, donde hay mucha gente que no se vacuna a causa de informaciones que han visto o leído en las redes sociales".

En este sentido, el presidente de la UCIDCAT recuerda que independientemente de la religión todos son catalanes y han estudiado en los mismos colegios. La única diferencia, como explica, es que "desde la comunidad islámica se aprovecha un instrumento, una herramienta, que es la perspectiva religiosa, que permite mostrar el valor que tiene la vida de las personas independientemente de su confesión, porque todos debemos asumir nuestra responsabilidad de evitar que se propague el virus".

Esta misma idea se puede leer en el comunicado que ha emitido la plataforma Islamcat para dar a conocer la campaña, donde se expone lo siguiente: "El Islam es una religión que se basa (entre otros valores) en la fraternidad, la bondad, ayudar a los demás, la justicia y la confianza. Teniendo esta base, es fácil concluir que tenemos una deliberada obligación en colaborar en todo lo que se pueda para facilitar a nuestra sociedad la vuelta a la normalidad".

Por otra parte, gracias a la campaña, también se han elaborado una serie de panfletos informativos de la Generalitat de Cataluña, que recogen toda la información relacionada con la vacunación contra la Covid-19 y que están tanto en catalán como en árabe.