Pasar al contenido principal
vlaferrara Vie, 01/07/2022 - 15:39

(Roger Vilaclara –CR) Este viernes la Hospedería de Poblet ha reabierto sus puertas. Lo ha hecho después de más de un año cerrada y con una nueva gestión externalizada a cargo de la compañía Petits Hotels. Un cambio que busca "abrir la hospedería a todo tipo de cliente, pero manteniendo su esencia", explica Francesc Pintado, de la nueva gestora hotelera.

Francesc Pintado tiene claro que la hospedería es "un lugar de reposo, de descanso y de meditación". Desde la compañía, aseguran ser "sensibles y conocedores del espacio donde se encuentra el servicio hotelero". "Es muy importante que haya respeto y que ayudemos a llevar a cabo la labor de la comunidad", añade. Sin embargo, subraya que los tiempos cambian y la competencia es feroz. "Para que el negocio pueda ser rentable debemos adaptarnos", dice.

Una adaptación que ha sido explicada, compartida y comprendida en la comunidad del monasterio de Poblet. "El abad Octavi Vilà entiende que existe un mercado, una competencia, y que la rentabilidad del espacio implica abrirse a todo tipo de cliente".

Para ello, se añadirán algunas comodidades a la hospedería: "La abriremos con televisores, instalaremos aire acondicionado y cambiaremos las camas". Todo ello para conseguir, en un futuro, pasar de las dos estrellas de la hospedería actual a las cuatro estrellas.

Con este nuevo proyecto, la compañía también busca ayudar y poner su granito de arena para incrementar a los visitantes en el Monasterio de Poblet. De hecho, para el gestor se trata de un edificio "muy bien construido, con una ubicación única e idílica".

Desde la compañía, además, dicen haberse sentido muy acogidos: "Es un trato de buenas personas con buenas personas".

Cafetería, banquetes y congresos

Sobre los servicios que ofrecerá la nueva hospedería, este mismo viernes ya se ha puesto en funcionamiento la cafetería que estará abierta a todos los visitantes del monasterio. El establecimiento ofrece desayunos, aperitivos, bocadillos calientes y helados para todo el público. Además, para los clientes, la hospedería cuenta con "un servicio de desayuno propio y un buffet de calidad con platos calientes servidos en la mesa", explica Pintado.

La compañía Petits Hotels prevé, en un futuro, abrir la nueva hospedería a todo el turismo de empresas, congresos y reuniones. También quiere ofrecer la posibilidad de organizar eventos como bodas, bautizos y comuniones con banquetes en el hotel y la oportunidad de pernoctar en el monasterio.

La hospedería cerró sus puertas el 21 de mayo de 2021, después de más de diez años en funcionamiento, debido a las consecuencias de la crisis por la pandemia. Ahora, Francesc Pintado espera que "se animen las ventas" y busca "dotar de un equilibrio económico este buen producto".

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.