Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(ACN/CR) El Parlamento ha aprobado este miércoles por la tarde la creación de una comisión de investigación sobre la pederastia en la Iglesia. La propuesta registrada por ERC, la CUP y Els Comuns finalmente ha recibido también el apoyo del PSC, JxCat y Cs. Vox y el PP han votado en contra y el diputado del PSC-Units Ramon Espadaler se ha abstenido.

La propuesta inicial de los tres grupos parlamentarios que le han impulsado tiene por objetivo "esclarecer el alcance de la pederastia dentro de la Iglesia católica" para "conocer la verdad" y "depurar responsabilidades". JxCat y PSC han presentado dos enmiendas distintas para sumarse a la propuesta. JxCat añadía a todos los apartados de la resolución que la investigación fuera "en el ámbito de la Iglesia católica, así como en el escolar, el deportivo y de ocio, y cualquier otro ámbito". Los socialistas también añadían esta enmienda y suprimían la referencia a los miembros de la Iglesia como único objetivo de la investigación.

Por último, el acuerdo que ha permitido la aprobación en la cámara, mantiene que el objetivo principal está centrado en "los casos de violencia sexual contra menores denunciados y del alcance del fenómeno de la pederastia en la Iglesia", pero que "se completará con el estudio de aquellos casos producidos en otros ámbitos". Esto incluye "el escolar, el deportivo, el ámbito del ocio y el ámbito familiar, sobre todo que no cuenten con colaboración para asumir responsabilidades y reparar a las víctimas".

En el debate parlamentario, los partidos que votaron a favor de la propuesta coincidieron en que la creación de la comisión de investigación es un "paso importante" para las víctimas. Para defender las enmiendas incorporadas, la diputada de Els Comuns Jéssica González, ha sostenido que "no diluyan el objeto principal de la propuesta", focalizada en la Iglesia católica. Desde este partido ya se había promovido una iniciativa similar la anterior legislatura que no fue aprobada. 

"Es una comisión pionera en el Estado que quiere hacer un ejercicio de verdad, justicia y reparación", ha añadido la diputada González y ha celebrado que la comisión sea un "nuevo hito" en la "lucha contra la impunidad de los agresores sexuales" y destacó que Cataluña sea la primera comunidad autónoma del Estado donde se ponga en marcha un órgano parlamentario para abordarlo.

La diputada de la CUP-NCG Dolors Sabater recalcó que la comisión no pretende "atacar ni perseguir la labor religiosa", sino que quiere "señalar a la Iglesia católica como estructura de poder". Asimismo, lamentó que la institución "ha sido protegida por el Estado".

La diputada de ERC Raquel Sans ha apuntado que la comisión es un "acto de justicia, de reparación y de no repetición" y ha opinado que los casos de pederastia son un fenómeno "grave" que no se pueden "despreciar" desde las instituciones.

Desde JxCat, David Saldoni ha celebrado que se ponga en marcha un órgano de investigación. "Al menos aquí no nos dan miedo las comisiones de investigación", haciendo referencia al 'Catalangate'.

Para el PSC, la comisión debe servir para "poner el interés del niño de forma central en las políticas de protección", según ha dicho el diputado Raúl Moreno.

Por parte de Ciudadanos, Nacho Martín Blanco pidió que el órgano "sirva para poner el foco" en la pederastia y aseguró que su grupo parlamentario "velará" para que "no se convierta en un aquelarre contra la Iglesia católica".

Vox y el PPC han votado en contra. El diputado de Vox Manuel Jesús Acosta ha asegurado que el texto que se ha votado en el parlamento desprende "sectarismo anticatólico". Desde los populares, Alejandro Fernández ha opinado que los casos de pederastia debería investigarlos el Defensor del Pueblo.