Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) Con motivo de la celebración de las Reuniones de Primavera 2021, que organizan las Juntas de Gobernadores del Grupo Banco Mundial (GBM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Papa Francisco ha enviado una carta a todos los participantes en la cual expresa sus preocupaciones y ha puesto en evidencia que es urgente la creación de un plan global que permita avanzar en el desarrollo humano integral de todos los pueblos.

En la carta, el Papa ha subrayado que tiene la esperanza que el trabajo conjunto de las dos organizaciones pueda contribuir a la creación de un modelo de “recuperación” capaz de generar nuevas soluciones, más inclusivas y sostenibles que ayuden a la economía real, a las personas y a las comunidades a conseguir sus aspiraciones y el bien común universal. Para conseguirlo, el pontífice ha expresado la importancia del espíritu de solidaridad mundial: “Liberar la carga de la deuda de tantos paises y comunidades, hoy en día es un gesto profundamente humano que puede ayudar a las personas a desarrollarse, a tener acceso a las vacunas, a la educación y a los lugares de trabajo”.

“La ley del mercado no puede tener prioridad sobre la ley del amor y la salud de todos”

Por otra parte, Francisco también ha aprovechado esta ocasión para hacer una llamada a los líderes de los gobiernos, las empresas y organizaciones internacionales para que trabajen conjuntamente para que todo el mundo tenga acceso a las vacunas, especialmente los grupos más vulnerables, como ya hizo en el mensaje Urbi et Orbe del dia de Navidad de 2020: “Necesitamos una vacuna solidaria y financiada justamente, ya que no podemos permitir que la ley del mercado tenga prioridad sobre la ley del amor y la salud de todos”.

En este sentido, Francisco ha recordado que los mercados tienen que tener el “soporte de leyes y regulaciones que aseguren que trabajan por el bien común, garantizando que las finanzas -en vez de ser meramente especulativas o financiarse a sí mismas- trabajen para los objetivos sociales tan necesarios en el contexto de la actual emergencia sanitaria mundial”.