Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Per saber-ne més

Enllaços relacionats

(Jordi Llisterri-CR) El arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha sido renovado en una de las responsabilidad más relevantes que tiene en la curia romana. El Francisco anunció este sábado, entre otros nombramientos  la renovación del cardenal Omella como miembro de Congregación para los Obispos.

Este organismo vaticano es el que gestiona el nombramiento de los obispos de todo el mundo y que se conoce como "la fábrica de obispos". La plenaria de la que forma parte Omella, y que se reúne quincenalmente, presenta las propuestas de nuevos obispos y de nombramientos al Papa.

El papa Francisco también ha confiando una nueva responsabilidad a Omella en la curia vaticana como miembro del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica. Esta judicatura es de intérprete supremo de la aplicación del Código de Derecho Canónico dentro de la Iglesia.

Por ejemplo, es la última instancia en casos de nulidad matrimonial o de sanciones canónicas. También ejerce de árbitro en caso de conflictos de competencias entre los organismo vaticanos, o en litigios de patrimonio como el que afecta actualmente a las obras de arte de Lleida procedentes del obispado de Barbastro.

Por otra parte, el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha sido nombrado miembro de la Congregación para la Educación Católica. Estas nuevas responsabilidades se ejercen manteniendo las atribuciones como obispo de la diócesis pero reclaman más viajes a Roma y el seguimiento de temas que afectan a la Iglesia universal. Asimismo, son un gesto de confianza del Papa.

Omella fue nombrado por Francisco miembro de la Congregación para los Obispos en 2014 cuando aún era obispo de Logroño. En junio de 2017 fue creado cardenal, un año después de su llegada a Barcelona. El anterior arzobispo de Barcelona, el cardenal Lluís Martínez Sistach, también fue nombrado miembro de la Signatura Apostólica en 2006 por su reconocido prestigio como canonista, entre otras responsabilidad que ha tenido en Roma en los últimos años.