Pasar al contenido principal
Catalunya Religió Lun, 18/07/2022 - 13:54
Incendi-pont-vilomara

(CR) El alto riesgo de incendios y el plan de prevención establecido por la Generalitat de Cataluña este viernes han afectado ya a 154 actividades de ocio del país. Esto ha implicado rutas, campamentos y campos de trabajo suspendidos o trasladados a algún núcleo habitado. Ante esta situación, el Movimiento de Centros de Esplais Cristianos de Cataluña (MCECC) tiene claro que se trata de medidas que se adaptan al contexto y a la situación del momento, pero denuncia que este trabajo preventivo se habría podido llevar a término durante las semanas previas entre las federaciones y la Generalitat.

"Se podrían haber buscado soluciones de manera más eficiente y sin tantos quebraderos de cabeza para las entidades de base". Lo afirman en un comunicado que firman conjuntamente con Minyons Escoltes y Guies de Catalunya y otras asociaciones de ocio educativo, que se ha difundido este sábado. Reivindican "un trabajo colaborativo" entre estas organizaciones y la Generalitat. Y es que remarcan que ya son 3.807 asistentes, entre monitores y participantes, que han tenido que buscar una alternativa en poco más de 24 horas.

"Hay que verter todos los esfuerzos para garantizar la imprescindible labor social y educativa"

En el mismo comunicado, las entidades piden que "se vele por acompañar a los equipos de jefes y monitoras en la gestión de crisis". Aseguran que es necesario proporcionar una alternativa de pernoctación en equipamientos públicos para "garantizar la tarea educativa". También reclaman que el gasto económico para hacer frente a estos cambios no recaiga en las entidades y familias que forman parte. "Hay que verter todos los esfuerzos para garantizar la imprescindible labor social y educativa que realizan las entidades de nuestro país todo el año", dicen.

Además, las federaciones y organizaciones subrayan las consecuencias del cambio climático. Animan a trabajar conjuntamente para desplegar políticas públicas que "permitan confeccionar una respuesta resiliente ante el nuevo escenario acaecido". "A pesar de la crisis climática, es necesario garantizar el derecho de niños y jóvenes a disfrutar del ocio educativo en condiciones de seguridad", concluyen.

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.