Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) “La búsqueda del bien común requiere la vacunación, principalmente para proteger los más débiles y vulnerables”. Esta frase, que han utilizado los obispos de Kenia en un comunicado reciente, resume a la perfección la voluntad de los obispos de África de ayudar en la campaña de vacunación del continente africano. Para hacerlo, las Conferencias Episcopales Africanas han emitido cada una un comunicado donde expresan su soporte a la vacunación, y animan a los presbíteros, religiosos y religiosas a aceptar la vacuna.

En Kenia, donde la Iglesia Católica ha puesto sus instalaciones al servicio de la campaña nacional de vacunación, los obispos han manifestado que “recibir las vacunas disponibles tiene que entenderse como un acto de caridad hacia los otros miembros de la comunidad y considerado un acto de amor al prójimo y parte de nuestra responsabilidad moral por el bien común”, aunque también recuerdan que “la vacunación no es una obligación y, por tanto, solo se puede hacer de forma voluntaria y a discreción de una persona después de dar su consentimiento informado”.

En esta misma linea, los obispos de Malawi han descrito las vacunas del Covid-19 como “un acto de amor al prójimo”, y también han animado “a todos los católicos y personas de buena voluntad a recibir la vacuna”, un acto que definen como “moralmente apropiado”. Por otra parte, en su comunicado piden a las autoridades nacionales que tomen todas las medidas necesarias para acabar con los temores y “mitos” de las vacunas que se han generalizado entre la población, a causa de la falta de información.

En Ghana, los obispos han recordado a la población que “cuando se acepta la vacuna, no solo se protege uno mismo del virus, sino que también se protege a los otros deteniendo la transmisión”. La única Conferencia Episcopal que no se ha expresado es la de Senegal, aunque los obispos han pedido individualmente a los feligreses que se vacunen.

La Cooperación Internacional para el Desarrollo Solidario pide el acceso universal a las vacunas

La Cooperación Internacional para el Desarrollo Solidario (CIDSE) es un organismo que agrupa 17 agencias de desarrollo de inspiración católica, y se ha sumado a la campaña de vacunación en África haciendo una llamada al acceso universal a las vacunas del COVID-19: “La CIDSE se une a otras ONG médicas y de desarrollo y al Vaticano en una llamada urgente para el acceso global igualitario a las vacunas”, explica en una nota en la que ha destacado que “el retraso actual y la falta de vacunas disponibles en los paises del sur del mundo es un escándalo internacional, que retrasará la superación de la pandemia”.