Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) El nuevo obispo de SolsonaFrancisco Conesa, ha dirigido las primeras palabras a su nueva diócesis en un comunicado donde ha expresado su voluntad de ser "una Iglesia más acogedora, más fiel al Evangelio, más sencilla y con una fuerte vivencia de ser comunidad". "Sentimos la necesidad de ser una Iglesia de puertas abiertas", ha dicho. 

Un nombramiento que el obispo ha recibido "con alegría" y "cargado de ilusión". En el mensaje ha pedido la ayuda de la diócesis "porque sólo juntos podemos ser la Iglesia de Jesús". Se refirió a los religiosos y religiosas de vida activa y también al laicado que "consciente de su extraordinaria vocación y misión" dijo ser "imprescindible".

En el mensaje que también ha publicado en vídeo el obispado de Menorca este lunes, Conesa destaca la fase diocesana del sínodo de los obispos como "uno de los retos que deberemos afrontar". "Quiero caminar con vosotros, adaptar mi paso al suyo", ha remarcado. 

También se refirió a la etapa final del obispo Xavier Novell que se vivió "con dolor y desconcierto". El obispo Conesa agradece su labor "por todo lo bueno que hizo" y pide "que Dios le ilumine en su nueva etapa". 

Francesc Conesa, ahora administrador diocesano de Menorca, también ha dirigido unas palabras a su antigua diócesis: "Con vosotros he aprendido a ser obispo", ha dicho. 

"Siento una gratitud inmensa por haber compartido con vosotros los últimos 5 años". Conesa agradeció a la diócesis de Menorca y también pidió perdón por las "equivocaciones y flaquezas". Por último, pidió que "el Señor envíe un buen pastor para la diócesis" y que "el período de interinidad no sea largo para que Menorca tenga un nuevo obispo pronto".