Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) El obispo de Girona, Francesc Pardo, y el Consejo Episcopal de la diócesis ha hecho pública una nota "en este momento crítico que está viviendo nuestro país". La nota se dirige "a todos los miembros de las comunidades parroquiales y religiosas de nuestra diócesis" y les pide que "recen para pedir, una y otra vez, que la paz reine en todos los rincones de nuestra sociedad y por las personas que por sus convicciones se ven alejadas de sus hogares ".

Este es el primer pronunciamiento de una diócesis que se refiere directamente a los encarcelamientos de líderes sociales y políticos catalanes de los últimos días, y que situa las causas en sus "convicciones". Asimismo, no es sólo una nota del obispo Pardo. La firma de manera conjunta con el máximo organismo de gobierno de la diócesis, el Consejo Episcopal.

El obispado también hace una "llamada a que se respeten los derechos fundamentales de las personas y de las instituciones". Pardo ya se pronunció en este sentido el pasado domingo durante la misa patronal de San Narciso y pidió a los cristianos que sean "factores de convivencia" y que promuevan "el respeto a la dignidad de la persona, de toda persona, a sus derechos, a su pensamiento, a sus decisiones, aunque sean distintas de las nuestras".

Nota del obispado de Girona

El Obispo de Girona y el Consejo episcopal dirigen esta nota a los sacerdotes y diáconos de la Diócesis:

En este momento crítico que está viviendo nuestro país llamamos a que se respeten los derechos fundamentales de las personas y de las instituciones. También pedimos a todos los miembros de las comunidades parroquiales y religiosas de nuestra diócesis que recen para pedir, una y otra vez, que la paz reine en todos los rincones de nuestra sociedad y por las personas que por sus convicciones se ven alejadas de sus hogares.

Girona, 3 de noviembre de 2017