Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) "Necesitamos garantizar la suficiencia financiera de los centros concertados". Así reconocía este lunes la consella de Ensenyament de la Generalitat, Clara Ponsatí, la necesidad de mejorar la financiación de la escuela concertada como reclaman las asociaciones de padres y los titulares de estos centros.

Ponsatí ha intervenido este mediodía en el acto de celebración de los 200 años de los Hermanos Maristas y ha reiterado "la voluntad de este gobierno para la mejora progresiva de la financiación de la escuela concertada". La Consellera ha asegurado que mejorar la financiación "debe llevar a la mejora de la equidad y posibilitar la igualdad efectiva de oportunidades y la libertad de elección de los padres".

Las escuelas concertadas piden que el importe económico el concierto educativo haga posible la gratuidad de los centros concertados, como prevé la Ley de Educación de Cataluña (LEC), y que no se tenga que cubrir el coste real de la escolaridad con las aportaciones de los padres . Ponsatí ha apoyado el modelo previsto en la LEC de un único servicio de educación con escuelas de varias titularidades, porque "las escuelas concertadas tenéis un papel fundamental en el conjunto del servicio educativo y hacéis realidad el derecho de las familias a la elección de centro, un derecho que hemos reconocido como principio básico en nuestra Ley de educación ".

La Consellera ha anunciado que en el presupuesto del 2018 el Govern prevé implantar "un complemento retributivo para las tutorías a los profesores de la concertada".

Implicación de la sociedad civil

Ponsatí ha defendido un modelo escolar en el que "la familia reclama protagonismo en la educación de sus hijos y la posibilidad de elección". Y ha recordado que "en Cataluña hay larga tradición de implicación de la sociedad civil en la educación: las congregaciones religiosas, las fundaciones, las cooperativas de padres y madres o de maestros, las entidades sociales ... todos ellos promueven escuelas de gran calidad en todo el país. el servicio educativo y social que prestan es capital para el éxito educativo de todos los alumnos, que es nuestro objetivo común ".

El pasado viernes, en el acto de inicio de curso del profesorado de la escuela Vedruna de Cataluña, Ponsatí también hizo un reconocimiento a la tarea de la escuela concertada.

Reconocimiento a los Maristas

La Consellera ha presidido la inauguración del acto del bicentenario del Hermanos Maristas que se ha hecho en el CaixaForum de Barcelona este lunes. Ponsatí destacó la tarea educativa de los Maristas que va más allá de las diez escuelas que tienen en Cataluña y que se amplía en varias obras sociales para niños y en movimientos juveniles.

Los maristas, que fundaron la primera escuela en Cataluña en 1887 en Girona, "forman parte de la historia de la educación en Cataluña y representan un enorme valor al servicio educativo del país, además de hacer una tarea ingente de integración social". Así, la Consellera ha reconocido que" la educación marista traspasa las paredes de las escuelas para acercarse a las familias, los barrios, y las comunidades "

Ponsatí ha felicitado a los Maristas por esta tarea porque "necesitamos más que nunca una escuela que acompañe y eduque en los valores, en humanidad, en espíritu de familia, de servicio, y amor al trabajo, al respeto y a la solidaridad". "La escuela catalana tiene mucha suerte de tener proyectos como los Maristas, que realizan con gran acierto una tarea ingente de acogida y de integración social. Cada día, aula a aula ... los hermanos maristas y los profesores", ha afirmado.

Conmocionados por los atentados

La consellera se ha emocionado visiblemente recordando una de las víctimas de los atentados en Barcelona, ​​el niño de Rubí que iniciava este curso en la escuela de los Maristas. "Los atentados han trastornado nuestra comunidad educativa" y "interpelan la conciencia de los educadores", ha remarcado. Pero en este contexto manifestó la "plena confianza en los maestros y los docentes: nuestras escuelas hacen bien su trabajo".

Ponsatí concluyó que "Cataluña puede ser líder en educación, con un modelo educativo propio" y referente en la innovación educativa.

La conferencia central del acto lo ha pronunciado la escritora Care Santos, ex alumna de los Maristas de Maratón, donde actualmente también lleva a sus hijos. El acto ha contado con la presencia del arzobispo de Urgell, Joan-Enric Vives, y de representantes de otras instituciones educativas y religiosas.