Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

( URC ) Hacia finales de 1891 Bernabé de Astorga se reunió en Barcelona con su amigo, el doctor Jaime Guerra Estapé, que dirigía desde hacía cuatro años los consultorios públicos y gratuitos que funcionaban al Asilo Cuna del Niño Jesús. Hablaron de la fundación de un hospital para niños pobres, hijos de obreros. Para darle forma, se dirigieron a un grupo de señoras a las que expusieron las necesidades y explicaron el plan. Ellas, sensibilizadas y "impresionadas por pavoroso incremento de la mortalidad infantil de los niños en Barcelona, ​​debida muchas veces, sin duda, a la falta de medios en que sus padres se ven sumidos, o la orfandad de los pobres niños", entusiasmaron -se por la obra. El padre Bernabé, que conocía la abnegación de Madre Carmen, confirmó que las hermanas podían emprender este nuevo servicio.

Madre Carmen viaja a Barcelona

Llamaron a la fundadora en Barcelona para deliberar sobre el proyecto; cuando ella lo conoció lo asumió, muy complacida. En el manuscrito de Sor Carlota de la Visitación, fiel secretaria de Madre Carmen, aún hoy podemos leer: "Como el pensamiento de la Madre Carmen era entrar de lleno en el dilatado, se le presentó una ocasión de satisfacer sus deseos en la fundación de un pequeño hopsital para niños pobres y desvalidos, hijos de obreros "el día de la Presentación del Niño Jesús en el Templo, el grupo de señoras se dirigieron por escrito al obispo, le expusieron sus proyectos y le refirieron la aceptación manifestada por la Congregación de Franciscanas de los Sagrados Corazones que gustosamente aceptaron el proyecto.

Se autoriza la obra

El obispo, Jaime Catalá, que conocía a la fundadora y había visto crecer el número de casas abiertas por ella al servicio de los pobres, autoriza la obra. Le pusieron el nombre de Hospital del Niño Dios. Fueron llamadas a actuar viendo en los hijos enfermos de los obreros a aquel niño de Belén. "A las 4 de la tarde del miércoles 30 de marzo de 1892, se procede la bendición e inauguración oficial del Hospital" Desde 1892 la institución pasó por tres domicilios diferentes hasta que en 1923 se situó en el cruce de las calles Mallorca y Dos de Mayo, donde prestó sus servicios hasta el año 2008. Van situarse en el Pasaje Mercader, zona de ampliación de Barcelona denominada del Eixample, en el límite del municipio: "en el final de la ciudad nueva, donde aún había más campos y tierras baldías que casas urbanas ". Con el tiempo, se ampliaron los servicios con dispensarios destinados al público, atención a jóvenes y mujeres en servicio de hospital, geriatría o escuela de enfermería. Pero siendo la finalidad primordial de la Obra la atención a la infancia, se orientó hacia los niños afectados de crecimiento y desarrollo, tanto somático como psíquico. El Patronato pensó en la creación de una escuela de Educación Especial; allí, en el Instituto Ortopedagògic, los niños de 2 a 20 años pudieron recibir atención especializada, asistencial y escolar, y la capacitación posible según su condición. En adelante pudieron integrarse en el Taller Ocupacional que se instaló en Tiana. El 30 de agosto de 2008 la Comunidad de la Obra Benéfico Social del Niño Dios se instala en la nueva sede de la Obra, que alberga las actividades del colegio de Educación Especial "Niño Dios" y los consultorios médicos. Y el 7 de diciembre de 2008, presidida por el Cardenal Lluís Martínez Sistach, tuvo lugar la bendición de la nueva Obra, en un acto sencillo. Actualmente su ubicación es el número 193 de Barcelona del Paseo de Maragall.