×

Mensaje de advertencia

The service having id "_mobile_whatsapp" is missing, reactivate its module or save again the list of services.

Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Laura Mor –CR) Hay tres personas sobre el escenario. Un crítico comenta una secuencia de cine contemporáneo de no más de cinco minutos. Un pianista mantiene el clímax de la película. Mientras que un tercero reinterpreta la escena a la luz de un mandamiento. Es el nuevo "espectáculo-impacto" que ofrecen la Escols Cristiana de Catalunya, la Delegació Diocesana de Apostolat Seglar y la Fundació Unaveu. Tendrá lugar los jueves 19 y 26 en Jesuitas El Clot de Barcelona y, bajo el título 'Misericordia: el secreto de los 10 mandamientos', se dirige a padres, maestros y educadores.

"Queremos propiciar la vivencia digna, inteligente y posmoderna del evento fundante y por eso hemos creado un nuevo género comunicativo". Lo dice Xavier Morlans, que es quien conducirá los monólogos en esta "nueva versión de los 10 mandamientos". Lo hará acompañado del crítico de cine Peio Sànchez y de la música en vivo del pianista Antoni-Olaf Sabater.

Una herramienta para las escuelas

La idea es que las escuelas se enganchen y puedan practicar este "nuevo género" de forma autónoma y de acuerdo con el carisma de cada centro. Es el formato del Ven y verás "con un clima tipo Taizé, tranquilo y sereno para que las personas puedan descubrir cómo en este contexto Jesús habla", añade Xavier Morlans.

El entrenamiento con las personas que estén interesadas tendrá lugar a posteriori del espectáculo, durante cuatro sábados de los meses de enero y febrero.

"Sin impacto no hay proceso"

La organización considera que padres y maestros, en la franja de los 30 a los 55 años, confían en los valores religiosos de la misma escuela y, un grueso importante, le delega también la transmisión de la fe. De ahí la propuesta de acercar los encuentros de primer anuncio a este colectivo: "No es una conferencia, no es catequesis, es un espectáculo que quiere provocar un impacto, porque sin impacto no hay proceso", defiende Morlans.

Y hace una lectura histórica de los modelos catequéticos actuales: "La generación de los setenta que vivimos el nacional catolicismo huimos del discurso que pretende tocar el corazón. Pero nos tenemos que reconciliar con él". Xavier Morlans explica como "los documentos de la propia Iglesia dicen que nos hemos de autoevangelizar" y que "esto debe hacerse bien" porque "los telepredicadores han hecho mucho daño". Sin embargo, considera que "desde 2002 se está consolidando un estilo catalán, tranquilo e inteligente" que debe permitir "propiciar esta vivencia de Jesús" y debe ayudar a encontrar "la fuente de los valores que nosotros tenemos".