Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

"Tantos hombres y mujeres, ancianos y chicos, tantos entre nostros, copartimos este camino con nuestros sufrimientos, nuestros abandonos, nuestros graves problemas. Él nos precedió. Porque Él caminó por este camino de la Cruz, porque Él murió -y cada uno puede decir 'murió por mí'-, y porque resucitó y venicó a la muerte, por eso precisamente, tenemos Esperanza. Una Esperanza que nos impulsa a trabajar, a llevar el mundo adelante, a mirar a nuestro lado y a dar una mano a todos aquellos que hoy necesitan la ayuda para llevar la Cruz". (Jorge M. Bergoglio-Papa Francisco)