Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Per saber-ne més

Lluís Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, remarca la humanidad y divinidad de Jesús en el programa "Palabra y Vida" del arzobispado de Barcelona.

"Durante la Semana Santa los cristianos vivimos los misterios centrales de nuestra fe. En concreto, celebramos la muerte y la resurrección de Jesús, que hacen bien patentes la humanidad y la divinidad de nuestro Salvador. Sin embargo, la Semana Santa pone de relieve el amor de Dios hacia toda la humanidad. En medio de una sociedad estresada y fría donde se acentúa el individualismo y la soledad, conviene el calor de un Dios que se acerca a toda persona para ofrecerle el don de la gracia divina. La salvación de Jesús nos hace hijos de Dios y hermanos entre todos.(...) "