Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Per saber-ne més

Con el lema "No hay justicia sin igualdad", el segundo domingo de febrero es la jornada central de la Campaña Mundial contra el Hambre, que promueve Manos Unidas. Esta ONG de la Iglesia pretende sensibilizar a la sociedad sobre la existencia del hambre en el mundo. Llevados por la ilusión de nuestro desarrollo, quizá hay quien podría pensar que este problema estaba resuelto. Pero desgraciadamente no es así, ni mucho menos, como hace referencia el arzobispo Lluís Martínez Sistach.