Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

1. El portal del obispado de Terrassa mantiene silencio sobre el incidente del pasado 27 de abril en el atrio de la catedral entre la ciudadana Montserrat Puigbó y el ciudadano y diputado Pere Navarro. El obispo Josep Ángel Sáiz Meneses tiene el derecho y el deber de hablar sobre ello.

2. Montserrat Puigbó y Pere Navarro fueron los protagonistas. La mujer recriminó al político una vieja querella de su época como alcalde. Él reaccionó preguntando a su interpelante: “¿Ya te has tomado la pastilla?". Ella entonces lo empujó por la espalda diciéndole "hijo de puta". Los hechos posteriores indican que Navarro interpretó que aquel incidente era fruto de una supuesta crispación en Catalunya debido al proceso soberanista. La caverna mediática y política española lo aprovecharon para poner leña al fuego .

3. ¡Qué incidente tan ridículo el de Terrassa si se compara con el asesinato ocurrido pocos días después, el 12 de mayo, en la muy española, popular y constitucional ciudad de León!. Montserrat Puigbó, además, ha tenido un gesto humano y también oportuno al anticiparse a Pere Navarro y a todo su equipo de asesores. Ella ha escrito al obispo de Terrassa pidiendo disculpas por el incidente del 27 de abril y mostrándose dispuesta a dar públicamente un par de besos a Navarro. Toda una lección de civismo por parte de una mujer que se confiesa "católica". Navarro aún no se ha disculpado.

4. Este incidente, inflado de manera artificial, puede ser ocasión propicia para escuchar la palabra del obispo de Terrassa. Es razonable pensar que el papa Francisco diría alguna cosa si un hecho similar se produjera en la plaza de San Pedro. Sáiz Meneses podría predicar la Doctrina Social de la Iglesia según la cual toda opción política, unionista y soberanista incluidas, es legítima si se propugna de manera pacífica y democrática. Podría recalcar que no es correcto aprovechar un incidente y magnificarlo para tergiversar la realidad. Así, por ejemplo, podría recordar que un incidente, ciertamente leve, como el del 27 de abril, en la catedral es el único que se ha producido en los 10 años de vida de la diócesis de Terrassa.

5. El papa Francisco escribe en su exhortación pastoral “Evangelii gaudium” (El gozo del Evangelio) de muy recomendable lectura: "La Iglesia está llamada a ser servidora de un difícil diálogo ( ... ) En muchos lugares del mundo, las ciudades son escenarios de protestas masivas en que miles de habitantes reclaman libertad, participación, justicia y varias reivindicaciones que, si no son adecuadamente interpretadas, no podrán silenciarse por la fuerza".