Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Cuando pensamos, la presencia del mal en el mundo nos intriga, nos preguntamos si es como una especie de divinidad opuesta al Dios creador, si es una fuerza que el creador no puede dominar, o si es una manera de ser inherente a la propia existencia del mundo. (...)