Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

En el mundo de hoy, hay un afán amplio y difuso de espiritualidad al margen de las religiones institucionalizadas. Ésto tiene un aspecto positivo, es decir; una implicación personal muy directa en el tema, un afán de exploración, una curiosidad genuina. También tiene otros aspectos que no son tan positivos; un excesivo individualismo, un punto de arbitrariedad, un punto de curiosidad propiamente interna, sin conocimiento de las largas tradiciones de espiritualidad que ya se han vivido. Dentro de esta búsqueda de espiritualidad hay algunas ramas que ponen mucho interés en la ciencia y en las cosas que la ciencia nos dice del mundo. Creo que este aspecto es interesante porque aporta a esta búsqueda de espiritualidad un elemento de objetividad que nos fuerza a salir de nosotros mismos y a no convertir esta espiritualidad en una auto-ayuda meramente interno.