Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

La luz ha sido siempre una metáfora de un conocimiento y como tal también en muchas ocasiones una metáfora divina de la actividad divina, la luz como creación, razón básica del mundo. Pasa esto en el primer capítulo del libro del génesis, pasa también en la filosofía neoplatónica.