Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Dentro de la serie de testimonios sobre los 50 años del Concilio Vaticano II, el teólogo Gaspar Mora explica el "cambio espectacular" que significó para la Iglesia. El profesor emérito de la Facultat de Teologia de Catalunya relata como los obispos participantes en el Concilio se dieron cuenta de que estaban hablando no sólo para los de dentro de la Iglesia, sino también para los de fuera. Y, "lo primero que tenemos que hacer frente al mundo es tratar de conocerlo, con una mirada de simpatía".

Con este giro, también se llega a la constatación de que "la verdadera evangelización es el diálogo". Como dice Mora, que "la verdadera manera de acompañar este mundo a la comprensió del Evangelio, a la experiencia del sentido de Dios, no es predicar es dialogar. Con un mundo que piensa y que sufre, y que la Iglesia está llamada a hacer su aportación ".

Este es uno de los mensajes del Concilio que según Mora en ese momento tuvo una gran recepción y acogida en Cataluña.