Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri - CR) Improvisando a partir de los papeles que más o menos va leyendo, el nuevo papa Francisco en sus primeras intervenciones, este sábado por la mañana, ha lanzado un nuevo mensaje. "¡Cómo quisiera una Iglesia de los pobres y para los pobres!", dijo a los 6.000 periodistas de medios de todo el mundo que ha reunido esta mañana en el Aula Pablo VI para agradecerles su coapertura del cónclave.

Durante el discurso ha querido explicar el origen de la elección de Francisco como nombre de papa. Cuando en el cónclave se empezaba a ver claramente su elección - "Cuando la cosa se hacía peligrosa" -, el cardenal brasileño Hummes, que lo tenía al lado, le dijo "no te olvides de los pobres", mientras le abrazaba.

Bergoglio dijo que en ese momento "pensé en Francisco de Asís inmediatamente. Y pensé en las guerras mientras seguía el escrutinio. Francisco, el hombre de Paz, de la pobreza, el que cree en la creación ... ". Luego bromeó diciendo que algunos le propusieron Clemente XV, para hacer la contra a Clemente XIV que disolvió la Compañía de Jesús.

Otro momento muy significativo ha sido el final de la audiencia, después de saludar a algunos representantes de la prensa acreditada. En el momento de impartir la bendición apostólica, ha dicho en castellano que "muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia católica, otros no son creyentes". Por eso "de corazón les impartiré una bendición en silencio, respetando la conciencia de cada uno pero sabiendo que cada uno de ustedes es hijo de Dios. Que Dios los bendiga ". Dicho esto, sin hacer el ritual de bendición, se ha retirado en medio de un auditorio aplaudiendo de pie.

En el mismo discurso ha buscado la proximidad entre el trabajo periodístico y la misión de la la Iglesia, que deben compartir "una gran atención a la verdad, a la bondad y a la belleza ". También, ha destacando el protagonismo" del Pueblo de Dios, el Santo Pueblo de Dios ", afirmó que la Iglesia se ha de explicar teniendo en cuenta que" Cristo es el centro, no el Papa, no el sucesor de Pedro ", y citó también las palabras en la misma línea de Benedicto XVI.

Todo ello, sin haber pronunciado todavía la homilía de su inicio de pontificado que hará el próximo martes , en la que habitualmente se presentan los acentos que el nuevo papa quiere dar en su mandato.