Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

"La contribución de la Iglesia catalana en los ámbitos social, educativo, de la salud, del ocio y en lo identitario han sido y son muy importantes en nuestro país. La sociedad catalana-y especialmente las fuerzas de progreso-lo hemos de reconocer. La fiscalidad para las izquierdas es un símbolo y una herramienta al servicio de un objetivo: la justicia social. La contribución de la sociedad civil (incluida la Iglesia) que trabaja por los demás y por la dignidad de la persona merece el máximo reconocimiento social" dice el Alcalde de Lleida en un artículo que publicaba El Periódico el sábado 1 de junio, en medio de la polémica sobre si la Iglesia debe pagar o no el IBI.