Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

 

El catalán Emili Turú es, desde septiembre de 2009, superior general de los Hermanos Maristas, la congregación fundada por san Marcelino Champagnat a principios del siglo XIX para asistir a los niños y jóvenes desfavorecidos, sobre todo en el campo educativo.
 
En esta entrevista el hermano Turú analiza la situación del Instituto y lamenta que una parte de la jerarquía eclesiástica no reconozca lo suficiente a los religiosos que, como los maristas, no son ordenados sacerdotes. Explica también que la escuela es el único contacto con la Iglesia de muchas familias y la responsabilidad que esto significa. 
 
Se puede leer aquí.