Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Hace pocos días, en el Auditorio Blanquerna de Comunicación, se presentó el libro Con o sin Dios, cartas cruzadas entre Francesc Torralba y Vicenç Villatoro. Con un Auditorio lleno a rebosar y acompañados por Pilar Rahola y Ramón María Nogués, pudimos asistir a un acto muy interesante y poco habitual en nuestro panorama intelectual.
 
Villatoro, escritor, gestor cultural y ensayista, y Torralba, escritor, académico y filósofo, fueron convocados por el editor de Fragmenta, Ignasi Moreta, para cruzarse durante casi un año una serie de cartas sobre los temas de fondo que marcan nuestra condición humana y, de manera muy especial, sobre los temas claves de nuestra vida. Como no podía ser de otra manera, las cuestiones sobre el sentido de la vida y de la posibilidad de la vida más allá de la muerte, las cuestiones sobre el bien, el dolor y el mal, sobre el amor y su gratuidad, sobre la familia y los seres queridos, en fin, sobre una vida asentada en Dios que nos trasciende y que es su sentido último, o de una vida razonablemente autosuficiente que puede llenarse desde el ejercicio del sentido común, la razón y el respeto por los demás, centran los contenidos básicos de este magnífico libro.
 
La elección de los dos autores favorece que la lectura del libro sea serena, siempre desde un gran respeto. Los autores confrontan sus ideas y convicciones con determinación y precisión y no esconden sus diferencias. Las fronteras quedan, sin embargo, claras y en la definición de las opciones fundamentales el tema de Dios es esencial: en un relato de vida, Dios es un interrogante importante que queda lejos, en la otra, Dios se encuentra en su centro.
 
Los dos relatos también tienen estilos diferentes: Torralba, más académico, con un bagaje filosófico y teológico muy sólido, pero siempre capaz de expresarse con una gran claridad; Villatoro, más ensayista e intuitivo, escritor brillante. El éxito del libro es la combinación de los dos personajes y su magnífica prosa hace que el libro se lea con facilidad, que sea ameno y que los "grandes temas de nuestra existencia" puedan llegar al gran público.

Este acto ha sido una especie de preámbulo del Atrio de los Gentiles que se organizará en Barcelona el próximo mes. Felicidades a los autores y también al editor de Fragmenta por esta iniciativa. ¡Un libro excelente para elegirlo el próximo Sant Jordi!