Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(La Salle/CR) Los hermanos de la Salle reunidos en el 45º Capítulo General en Roma han elegido este martes el 27º hermano superior general. Se trata del norteamericano Robert Schieler, que toma el relevo al hermano Álvaro Rodríguez Echeverría. La reunión también ha nombrado nuevo vicario general de esta institución el mexicano Jorge Gallardo de Alba.

El primer mensaje que el nuevo superior general dirección a la familia lasaliana de todo el mundo pide una respuesta conjunta a las necesidades de hoy. En concreto, destaca el trabajo en favor de los jóvenes y de los más pobres, y pone el acento en la educación y la formación innovadora, como medio para mejorar sus vidas:

El nuevo sucesor de San Juan Bautista de La Salle, Robert Schieler, nació en 1950 en la ciudad de Filadelfia, en Estados Unidos. Realizó su profesión perpetua en 1979. En sus primeros años ejerció de profesor en su país y, después, pasó 13 años de misión en Filipinas. Realizó estudios de Historia Europea Moderna y es doctor en Administración Educativa. Fue Visitador Auxiliar del Distrito de Baltimore de 1991 a 1998. Ejerció de Director de Educación para la Región USA-Toronto de 1998 a 2001 y, posteriormente, fue Visitador de su Distrito, desde el año 2001 al 2007 . En los últimos siete años, ha ejercido la misión de Consejero General para la nueva Región Lasaliana de América del Norte, la RELAN, que abarca Estados Unidos y Canadá, con residencia en Washington.

El acto de relevo

El acto de nombramiento se inició en la Sala Capitular con un momento de oración y unas palabras del hermano Álvaro, todavía en sus funciones de hermano superior. A continuación, se realizaron las votaciones, tras el juramento de votar en conciencia y ante Dios la persona que cada uno crea que debe escoger.

Hechas las votaciones, con toda solemnidad y rigor, y solo con la presencia de los hermanos capitulares, salió elegido, en tercera votación, el hermano Robert Schieler. Seguidamente, el hermano Álvaro Rodríguez realizó la petición de aceptación, a la que el hermano Robert respondió con gran disponibilidad para mantenerse fiel a la Institución.

Una procesión acompañó al nuevo hermano superior general hacia la capilla-santuario, con la presencia también del decano de los capitulares, el hermano Fernando Lambert, de Canadá. Todos juntos, realizaron una oración en la capilla-santuario, que comenzó con un momento de silencio con el hermano Robert de rodillas ante las reliquias del fundador.