Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri - CR) Una iniciativa muy personal del cardenal Lluís Martínez Sistach que ha recibido el pleno apoyo del papa Francisco. "El Papa Francisco está muy interesado en este Congreso sobre la pastoral en las grandes ciudades", ha insistido el arzobispo de Barcelona en la rueda de prensa de presentaciónarticles de este encuentro que se inicia el próximo martes. Es un tema que Bergoglio ya había tratado cuando era arzobispo de Buenos Aires y que ahora Sistach dice que" armoniza plenamente con las consignas del papa Francisco de salir a las periferias existenciales".

Sistach ha recordado que ya había hablado de este tema con Bergoglio durante los días previos al cónclave y que después de ser elegido papa el reemprendieron en la audiencia del pasado septiembre. Fue entonces cuando se concretó el programa y el papa sugirió que se ampliara a más teólogos la presencia de expertos. El cardenal explicó que la misma buena acogida del papa la ha encontrado en "la gran respuesta" de los invitados, como la del sociólogo Manuel Castells.

Para cerrar el congreso, el 27 de noviembre el papa recibirá en Roma a los 20 o 25 cardenales y arzobispos que está previsto que participen en la segunda parte del encuentro. Ahora, en las sesiones de la próxima semana con expertos de todo el mundo, se preparará un documento para que lo puedan trabajar los cardenales y arzobispos en sus diocesis antes de la sesión de noviembre. Mumbai, Manila, Kinshasa, Buenos Aires, Bogotá, Río de Janeiro, Sao Paulo, Roma, o Budapest, son algunas de las ciudades con la presencia confirmada de sus arzobispos en la sesión de noviembre.

"Mientras hay vida, hay esperanza"

"¿Este evento serà su despedida?", ha sido una de las preguntas de la rueda de prensa, ante las especulaciones sobre el próximo relevo episcopal en la diócesis de Barcelona. La respuesta de Martínez Sistach, que cumplió 77 años hace pocos días, ha sido que "Mientras hay vida hay esperanza". Ha aclarado que se refería a lo que siempre decía el cardenal Jubany, que "los curas y los obispos deben estar sirviendo la Iglesia y las personas hasta el último momento de nuestra vida, si tenemos una salud que nos lo permite".

En la presentación del congreso también ha intervenido Armand Puig, decano de la Facultad de Teología de Cataluña. Puig ha centrado el objetivo de la reflexión de los expertos en la necesidad de "responder como el Evangelio puede transformar las grandes ciudades".

También Martínez Sistach ha insistido en la importancia del tema de cara a la Evangelización porque "existe una cultura inédita que late en las grandes ciudades y no podemos olvidar que esta cultura a menudo no coincide o no armoniza muy bien con el Evangelio". En cambio, ha recordado que "el cristianismo comenzó en las ciudades como Jerusalén, Roma, Atenas o Corinto y que las ciudades facilitaron la difusión del Evangelio en otros lugares y en el mundo rural", una realidad que aún hoy es así.