Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Gloria Barrete-CR) "Estamos hoy aquí para celebrar que Colonias nos ha cambiado, nos ha hecho mejores personas, porque los de Colonias Jordi Turull sabemos que un mundo nuevo es posible", así iniciaba Edna Albareda, directora de Colonias, el acto institucional de el 50 aniversario de la entidad celebrado el pasado jueves en la Escuela Pia Balmes de Barcelona y donde asistieron cerca de 200 personas entre antiguos monitores, niños y familias.

Un acto que contó también con la presencia del padre provincial de Cataluña, Jaume Pallarolas, el padre general de la orden, Pedro Aguado, y la presidenta del Moviment de Centres d'Esplais Cristians Catalans, Maria València.

50 años de entidad dan por muchos cambios y para consolidar un modelo que funciona y es que, según el consiliario de Colonias, Eduard Andrés, "si habláramos con gente de los primeros años veríamos que hay cosas que aún se siguenhaciendo igual y es que Colonias es un modelo muy consolidado y que se va manteniendo ".

Los monitores, pilar de la entidad

Un modelo de educación en el tiempo libre que se consolida gracias al trabajo altruista de los monitores que, según Andrés, "transmiten a los niños los valores de la Escuela Pia y del Evangelio porque estos monitores también han sido niños de colonias". Unos valores que se transmiten sin olvidar la espiritualidad y la trascendencia, rasgo diferencial de Colonias Turull por encima de otros servicios de colonias.

El 50 aniversario de la entidad se inició el jueves, pero continuará a lo largo del año con diversas actividades y propuestas .