Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(David Casals i Vila CR) Muchos desconocen que la primera editorial evangélica en castellano en todo el mundo es una empresa catalana que tiene su sede en Terrassa: se trata de Clie, empresa que fundó junto con su marido Lídia Vila Campderrós, que murió este domingo a la edad de 100 años.

En uno comunicado emitido este martes por Clie, se define la de Lídia Vila como una trayectoria que "fue un ejemplo de oración, entrega y servicio a los demás, un testimonio permanente de la fe y la esperanza cristiana en Cristo resucitado".

Una vida dedicada al Señor

Lída nació en Rubí 1914, en una de las primeras familias protestantes de Catalunya. Fue la cuarta de una familia de siete hermanos.

La obra evangélica de Rubí se fundó en 1881, y consistía en una iglesia, y una escuela, donde se educó Vila, bajo la tutela de Magdalena Pascual de Capó, pastora y docente, que estimuló a Vila su aprecio por la música, la docencia y la literatura.

Los sus dones para la música eran tan notables que a los 12 años ya tocaba el armonio de la iglesia y, como que por razones de edad con los pies no podía llegar a los fuelles, tuvieron que instalar unos suplementos para que pudiera accionarlas. A los 16 años ya acompañaba en el corazón de la iglesia, cantando el 'Aleluya' compuesto por Haendel.

En 1931 contrajo matrimonio con Samuel Vila, pastor bautista, escritor y dirigente evangélico que durante todo el franquismo fue uno de los mayores luchadores en defensa de la libertad religiosa.

La trayectoria de su marido, que fue espiado por agentes franquistas, queda recogida en el libro de David Muniesa Una fe contra un Imperio (Clie, 1979).

Lídia Vila, como esposa de pastor, dedicó toda su vida a la música y el ministerio cristiano. De hecho, estuvo tocando himnos hasta poco antes de morir, el piano o mediante un pequeño órgano portátil que tenía.

Con su marido levantaron con mucho esfuerzo lo que hoy es la editorial Clie, donde siguiendo colaborando hasta poco antes de morir. De hecho, buena parte de los 2.500 libros que ha publicado la editorial han pasado por sus manos.

En la iglesia, Vila desarrolló todo tipo de tareas: profesora de Escuela Dominical, recordadas con mucha estima por sus alumnos y predicadora, algunas de las cuales están recogidas en el libro Temas Homiléticos Selectos (Clie, 1983).

Vila conocía de memoria muchos pasajes de la Biblia, especialmente los Salmos, y mediante la predicación y su labor en Clie consiguió que el mensaje de las Escrituras no llegara solo a la ciudad donde residió durante buena parte de su vida, Terrassa, sino al resto de la Estado y también en América Latina.

Encontraréis aquí un perfil biográfico de Lídia Vila, escrito con motivo de su 100 aniversario en Protestante Digital por Pablo Martínez Vila.

[Fotografía: Protestante Digital, bajo licencia CC 3.0]