Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Fundació Escola Cristiana de Catalunya) "Nuestras escuelas son, en muchos casos, los únicos puentes que acercan a los alumnos y sus familias a lo religioso, a la fe, a Jesucristo y a la Iglesia. Por lo tanto, los equipos de pastoral, sus acciones y su trabajo de coordinación son cada vez más necesarios". El Secretario General de la Fundació Escola Cristiana de Catalunya (FECC), el padre Enric Puig, hizo el pasado sábado, en el marco de las séptimas Jornadas de Pastoral Educativa celebradas en Barcelona, ​​una llamada hacia un nuevo impulso evangelizador en la escuela, especialmente entre aquellos que se encuentran en "la periferia dee la fe ".

Enric Puig afirmó que hay que "fomentar el trabajo en red facilitando el contacto entre los centros para que puedan compartir la dimensión pastoral". También se mostró partidario de "mejorar las herramientas, los métodos, los procedimientos y de animar todas las escuelas en un nuevo impulso evangelizador para fortalecer la propia identidad cristiana". "Todo esto pide complicidades dentro de cada escuela, entre escuelas de una misma red y entre todas las de la escuela cristiana, así como los programas pastorales diocesanos". Parafraseando el Papa Francisco, declaró que, desde las escuelas cristianas, "podemos aportar el espíritu abierto que sepa discernir sensatamente sin remoras rancias y paralizadoras".

El Secretario General de la FECC hizo suyo el "discurso pedagógico" del papa Francisco y afirmó que hay que actuar en base a Jesucristo. "Los educadores son testigos de Jesús Resucitado, sabiduría de Dios encarnado, nuestro fundamento y nuestro Maestro, ya él debemos referirnos trabajo". También instó a actuar al "servicio de toda persona para dignificarla y ayudarla a encontrar sentido a su vida", así como animó a la comunidad educativa a actuar con creatividad y audacia y "siendo portadora de esperanza", porque "no importa la cosecha, importa la siembra". Finalmente, invitó a "hacer de las escuelas un lugar de trabajo y estudio y, al mismo tiempo, un lugar de celebración, encuentro y gratuidad, espacio de semillas de una nueva creación".

La jornada se clausuró con una Eucaristía presidida por el cardenal arzobispo de Barcelona, ​​Lluís Martínez Sistach, y con una docena de talleres sobre arte y espiritualidad, uso y aplicación de las tecnologías en la educación en valores, el acompañamiento espiritual de los adolescentes en la escuela o canciones y danzas para la oración, entre otros.

Las séptimas Jornadas dePastoral Educativa de la FECC también han contado este año con las ponencias "¿Qué luz necesita el mundo?", del profesor José Otón, y "Potenciar la inteligencia espiritual, una opción de futuro", a cargo de Francesc Torralba. También acogieron, bajo el título "Luces del mundo", la presentación de diversas iniciativas de carácter educativo y la experiencia dinámica "EspaBíblia't", una propuesta animada del conferenciante y escritor Juanjo Fernández, con el propósito de recordar la importancia de conocer historias y personajes de la Biblia y vivir el texto sagrado "como Jesús quería, como niños ".