Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) "Cuando se nos invita y se nos reconoce un papel en el ámbito cultural y del pensamiento, se nos está diciendo que la teología no es una cenicienta". Es la reflexión del decano de la Facultat de Teologia de Catalunya, Armand Puig, tras participar en esta semana en la presentación del documento Unas humanidades con futuro. Un texto promovido conjuntamente por la Facultad y la máxima institución académica del país, el Institut d'Estudis Catalans.

En la presentación a la prensa del documento, el presidente del IEC, Joandomènec Ros, explicó que no debía sorprender esta colaboración entre" dos casas de cultura, de investigación y de ciencia". También responde a la apertura que inició el anterior presidente, Salvador Giner, y a la relación personal con teólogos que también son miembros del IEC.

La catedrática Victoria Camps también explicó que esta "no es una cuestión de creyentes o no creyentes" sino que "el conocimiento cultural religioso es básico para entender la cultura y el arte" y es "uno de los padres de nuestra cultura ". El físico y poeta David Jou remarcó la importancia de las humanidades en su dimensión más práctica: "Mejorar el mundo de hoy no es una cuestión más tecnologia que humanidades. Porque sin una migaja más de tecnología la sociedad ya podría mejorar muchísimo".

En este vídeo Armand Puig relata porqué la Facultad ha protagonizado también este documento que reclama que las humanidades mantengan la centralidad que merecen en el mundo educativo, cultural y social y que ha obtenido el apoyo de 400 intelectuales.