Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Laura Mor–CR) Hombre de cultura, humanista y literato, el jesuita Antonio Blanch Xiró ha muerto esta madrugada con casi noventa años. Miembro del Centro de Estudios de Cristianismo y Justicia, fue decano de la facultad de Comillas de Madrid durante muchos años y director del Insituto Fe y Secularidad en la misma ciudad. El funeral se celebrará este lunes a las doce del mediodía en Sant Cugat.

"Era un humanista, un hombre de cultura y de espíritu muy abierto". El jesuita Pere Borràs, que había sido alumno de Antoni Blanch, ha explicado a CatalunyaReligió.cat que "no pensaba como los ancianos, no hablaba del pasado, sino del presente y del futuro".

Borràs le ha definido como "un muy buen lector" y "una persona muy educada y equilibrada", que recitaba poesía en francés e inglés, unas lenguas que dominaba. Era especialista en Dostoievsky, en literatura española del siglo XIX y en literatura francesa del XVIII.

Desde Cristianismo y Justicia, Llorenç Puig ha destacado su papel en el diálogo fe y cultura: "era un sabio, una persona de perspectiva muy amplia". Puig se ha referido al ciclo "Libros que marcan época", en el que Antoni Blanch colaboraba y que organizan conjuntamente CIJ y la Fundación Joan Maragall.

Antoni Blanch, escritor y teólogo

Nacido en Barcelona en 1924, Blanch vivió muchos años en Madrid, donde ejerció de decano y profesor de Literatura Comparada en la Universidad Pontificia Comillas (Madrid). Licenciado en Filosofía por Heythorp College, de Londres, y de Teología por el Collège de Eegenhover, en Lovaina, se doctoró en París (Sorbona) con una tesis sobre La poesie pure espagnole: ses rapports avec la culture française.

El jesuita había hecho también de crítico de la literatura y de la cultura en diversas publicaciones periódicas, como las revistas Razón y Fe. Revista latinoamericana de cultura y otras. Entre sus obras cabe mencionar El hombre imaginario. Una antropología literaria (1995) y El espíritu de la letra. Acercamiento creyente en la Literatura (2002).

Cuando volvió a Cataluña, dirigió el centro Borja de Sant Cugat entre los años 2007 y 2010, época en la que también hizo de superior de esa comunidad.

Blanch había publicado recientemente "El hombre imaginario: Una antropología literaria" (1995) y "El espíritu de la letra. Acercamiento creyente a la Literatura "(2002). En Cristianismo y Justicia publicó los cuadernos "Nostalgia de una Justicia Mayor" (cuaderno 132, marzo 2005) y León Tolstoi, un profeta político y evangélico, en el que hablaba de la figura revolucionaria y espiritual de este escritor ruso.

El mes de febrero, en la librería Claret, presentaba con Xavier Alegre el Diccionario de la Biblia de las editoriales Sal Terrae y Mensajero. Entre las publicaciones del estudioso también encontramos el cuaderno Poesia i transcendència. Lectura de les elegies de Bierville de Carles Riba, publicado por la Fundación Joan Maragall.

En un vídeo de Televisió de Sant Cugat recomendó la lectura de La montaña mágica de Thomas Mann. También recoge su talante el proyecto Memoro, que trabaja por la memoria histórica. En concreto, el vídeo que podéis ver a continuación habla de su vocación sacerdotal y de escritor.

 

 

Fotografía: Memoro.org