Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Claretians) Como cada año, la Casa de Espiritualidad Claret de Vic inicia el curso de encuentros familiares con el de Adviento. Este año, este primer encuentro tendrá lugar el fin de semana del 30 de noviembre y 1 de diciembre, y estará ambientado en el mundo del ferrocarril. Durante estos dos días un grupo de familias y adultos se encuentran en Vic, para hacer realidad una intensa experiencia de fe en torno a la celebración gozosa del Adviento.

Estos encuentros están organizados por familias que desde el año 2004 participan en ellos. Se pretende que sean espacios de reflexión abiertos entre personas que comparten las mismas inquietudes, y adecuados a las realidades y necesidades familiares de hoy en día. Contemplan dinámicas dirigidas especialmente a los niños, para que compartan experiencias, y poco a poco vayan profundizando en la figura de Cristo.

Es una buena opción para todas aquellas familias que quieren destinar un tiempo específico a la formación cristiana y en valores de sus hijos, pero que a veces no encuentran el espacio o el tiempo necesario para hacer realidad esta tarea. En este sentido los encuentros familiares que coinciden con los tiempos fuertes del calendario cristiano (Adviento, Cuaresma y Pascua), ofrecen estos momentos de reflexión y oración, vividos en familia y con otras familias, donde pequeños y grandes, aprenden juntos.

Tal y como comenta Roser Ferrer, madre de una de las familias organizadoras de los retiros; «Estos encuentros tienen una triple finalidad: primero la de transmitir de una forma cálida y alegre el mensaje cristiano a los más pequeños y hacerlos interiormente crecer en la fe; también la de la profundización personal y comunitaria de la vivencia de los adultos durante los días del retiro, creando un ambiente de fraternidad muy fuerte en los ratos de reflexión especialmente pensadas para los mayores; y finalmente experimentar todos, niños y adultos, una vivencia de Iglesia, la de una comunidad viva que vive la fe de forma intensa y gozosa».