Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Laura Mor-CR) Perpiñán acoge este fin de semana el VI Congreso catalán de congregaciones, cofradías y hermandades de Semana Santa . Precisamente, en la zona del Languedoc, se encuentra una de las expresiones catalanas más antiguas de estas organizaciones laicales: la Cofradía de la Sangre.

Según Jordi Merino, cofrade de Mataró y miembro de la comisión organizadora del congreso, "las raíces cristianas de Perpiñán siempre han sido compartidas con Cataluña, también en cuanto a la piedad popular que se celebra". Merino añade una curiosidad: "cuando se refieren a nosotros lo hacen como 'los de la Cataluña del sur".

Fundada hace seiscientos años por el monje Vivenç Ferrer, la Cofradía de la Sangre siempre ha estado activa. El encuentro del fin de semana servirá para que Perpiñán difunda su actividad y, al mismo tiempo, integre toda la expresión catalana de las cofradías dedicadas a la piedad popular de Semana Santa.

Entre las cofradías que se harán presentes, setenta, estarán representadas las más potentes de toda Cataluña: Reus, Tarragona, Valls, Mataró, Badalona y Girona. Por proximidad geográfica, el grueso de congresistas vendrán de Francia, sumando un total de 400 personas.

El Congreso responde a los objetivos formativos de las asociaciones de cofrades, pero quiere ser un lugar de encuentro donde compartir también el trabajo por la caridad, uno de los pilares de los hermanos cofrades.