Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Obispado de Girona) El obispo Francesc Pardo presidió este domingo en la catedral de Girona la celebración de la Eucaristía de acción de gracias por el 200 años del nacimiento de Maria Gay i Tibau, fundadora de las Religiosas de San José de Girona. La Superiora General, María Carmen García Martinez, en nombre propio, de su Consejo y de todo el Instituto dirigió unas palabras para manifestar los sentimientos que compartían por esta celebración y agradecer a todas las personas que han hecho camino con ellas ,y de forma especial evocó la figura de su fundadora.

El obispo en su homilía se refirió a la trayectoria del Instituto ya la vocación de servicio de las Religiosas de San José de Girona, siempre al lado de los más necesitados: enfermos, personas mayores en situación de soledad, niños con riesgo de marginación social y también a su vocación misionera ejemplar.

La amplia nave de la sede era totalmente llena de fieles. Se habían añadido asientos suplementarios para mejor situar los fieles presentes, entre los que destacaba una numerosa presencia de religiosas de las comunidad del Instituto, procedentes de las diferentes comunidades del país, el Estado y los países donde están presentes, también del personal al servicio de los centros que el Instituto tiene abiertos en estos momentos y representaciones de los estamentos cívicos de Girona.

Al finalizar la Eucaristía la Superiora General, miembros de su Consejo y las religiosas presentes recibieron las felicitaciones de los fieles en este hito que acompaña al camino hacia los altares de la gerundense Maria Gay i Tibau.