Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Laura Mor-CR) La periodista Mónica Terribas aplaude el acierto comunicativo del papa Francisco y destaca la proximidad como herramienta clave para la transformación social. Con su habitual contundencia, Terribas habló este lunes sobre "Medios de comunicación y religión: una relación acomplejada", en el acto inaugural del curso de la Fundación Joan Maragall, que este año celebra veinte y cinco años.

Durante la inauguración, en la sala de actos del Seminario de Barcelona, ​​el presidente de la fundación, Josep M. Carbonell repasó la actividad reciente de la entidad y ha enmarcado la reflexión de sus miembros en el contexto de una "segunda primavera eclesial". Se ha referido así al cambio de modelo que proclama el Papa Francisco. Y la periodista invitada ha recogido la misma idea afirmando que "con Francisco, el liderazgo en la Iglesia ha dado un giro de 180 grados".

La intervención de Mónica Terribas ha descrito un antes y un después de Francisco, y ha destacado el papado de Benedicto XVI como un tránsito necesario. Dice que no es casual que el nuevo papa conceda entrevistas, que camine por la calle entre la gente, que coma con los pobres en Asís y que no tenga miedo de los micrófonos: "está llamando a su comunidad y lo hace a través de los medios de comunicación".

Los gabinetes de comunicación eclesiales

La periodista ha apuntado cuatro ejes básicos del cristianismo, compartidos por la sociedad laica, como claves de supervivencia en un panorama social y económico de crisis. Así, ha justificado que los valores de la austeridad, la capacidad de sacrificio, la solidaridad y la familia han evitado el colapso del sistema.

Y a partir de aquí ha lanzado la pregunta: "¿por qué la Iglesia no ha capitalizado sistemáticamente en la opinión pública estos valores compartidos?". Según la periodista, el aumento de los "creyentes no practicantes" se justifica en la distancia que sienten las bases respecto el discurso comunicativo eclesial.

En cambio, Terribas ha explicado cómo el lenguaje del papa Francisco casa con la lógica de los medios: "cuando habla, la sociedad lo entiende, y por eso los medios de comunicación se aproximan". En contraposición, ha hablado del actual discurso de la conferencia Episcopal y, con ironía y suspicacia, ha invitado a sus obispos a seguir al papa Francisco, recordando la canción "Follow the leader".

Ha cerrado el acto el arzobispo de Barcelona, ​​Lluís Martínez Sistach, que ha correspondido a Terribas reconociendo la austeridad, la naturalidad y la coherencia del nuevo papado.

En el acto, con un auditorio abarrotado, también han estado presentes entre otros el obispo auxiliar de Barcelona Sebastià Taltavull; el director general de Asuntos Religiosos, Enric Vendrell; el ex presidente del parlamento, Joan Rigol; el decano de la Facultad de Teología, Armand Puig; el presidente de la Unión de Religiosos de Cataluña, Màxim Muñoz; el presidente de la Fundación Blanquerna, Salvador Pié; el presidente del patronato de la Sagrada Familia, Esteve Camps; el director de Asuntos Religiosos del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Ignasi Garcia Clavel, y el teólogo Josep M. Rovira Belloso, uno de los primeros patrones de la Fundación.