Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Laura Mor –CR) Un mes después de su muerte, la entidad que fundó la monja franciscana Teresa Losada (1943-2013) le rendirá un homenaje público. El equipo del centro Bayt al-Thaqafa, dedicado a la integración social y cultural de los inmigrantes árabo-musulmanes, ha convocado para el próximo miércoles día 9 el acto Teresa Losada In memoriam en la basílica de Santa María del Mar de Barcelona.

La organización quiere hacer una conmemoración abierta a todos, con una invitación especial a la comunidad musulmana. La religiosa gallega, que falleció a finales de agosto, era conocida por su labor en favor de las comunidades musulmanas en Cataluña.

Acogida, Islam y espiritualidad en primera persona

Está previsto que de la bienvenida al acto el teólogo y rector de la basílica, Salvador Pié. También intervendrán el arzobispo Lluís Martínez Sistach y Rosa Bada, la actual directora del centro Bayt al-Thaqafa.

La organización proyectará varios videos producidos por Catalunya Religió, que recogen el talante y las opciones de Losada, y que explican cómo asumió la muerte. También se realizará una lectura participativa de algunos de sus escritos.

El material elegido pretende tratar los tres grandes ámbitos en la vida de la religiosa franciscana. En primer lugar, la inmigración, la interculturalidad y la acogida de los recién llegados. También el Islam y el diálogo interreligioso. Y, en tercer lugar, la espiritualidad, con una opción muy clara por el encuentro con el otro.

Dulces dátiles y la aceptación de la muerte

El año que viene se cumplirán cuarenta años que Losada fundó la entidad Bayt al-Thaqafa con el objetivo de acoger a las primeras hornadas de inmigrantes árabo-musulmanes. Hoy es un lugar indiscutiblede encuentro intercultural.

También lo quiere ser el homenaje, que contará con música árabe en vivo y que despedirá a los asistentes con unos dátiles. En la simbología musulmana, este fruto transmite la dulzura del paraíso y servirá para explicitar como Losada asumió la muerte durante la enfermedad.