Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) Coincidiendo con los 50 años de su muerte, finalmente llega la canonización de Juan XXIII, el Papa que promovió y convocó el Concilio Vaticano II. Este lunes el Papa Francisco ha anunciado oficialmente que el próximo 27 de abril serán proclamados santos dos de los últimos papas: Juan XXIII (1958-1963) y Juan Pablo II (1978-2005). Será la primera vez que dos papas son canonizados el mismo día.

La fecha del 27 de abril -festividad de la Virgen de Montserrat- se ha elegido por la coincidencia con el domingo de la Divina Misericordia, una celebración que precisamente estableció Juan Pablo II para el domingo siguiente al domingo de Pascua. Juan Pablo II será proclamado santo nueve años después de su muerte, y tres años después de su beatificación en 2011. En el momento de su muerte ya dio la vuelta al mundo la petición de su rápida canonización (Santo Subito)Benedicto XVI autorizó que se aceleraran los trámites dispensando los cinco años que han pasar desde la muerte hasta el inicio de la apertura de un proceso de beatificación.

La otra coincidencia es que Juan Pablo II fue el Papa que beatificó Juan XXIII durante el jubileo del año 2000. Desde entonces, los restos del papa Roncalli se pueden venerar a la basílica de San Pedro del Vaticano cerca del altar mayor. Ahora, el Papa Francisco ha decidido juntar en una misma celebración las dos canonizaciones. Juan XXIII ya compartió la beatificación del 2000 -el paso previo para poder ser declarado santo- con el papa Pío IX.

La celebración juntará la memoria de dos de los papas con más relieve durante el siglo XX. El largo pontificado de Juan Pablo II (28 años) marcó profundamente la dinámica eclesial y también el mundo político por su intervención en eventos claves como la caída del muro de Berlín o la contundente oposición a la guerra del Golfo y la invasión de Irak. Juan Pablo II visitó Cataluña en 1982 dentro de un largo viaje por toda España que incluyó Barcelona y Montserrat.

Juan XXIII ha sido uno de los papas con más reconocimiento y estima en Cataluña. La indiscutible trascendencia que tuvo la convocatoria conciliar y su carácter afable y cercano le hizo muy popular en todas partes. Pero, además, en Cataluña tuvo una gran trascendencia la apertura que representó el Concilio ante el ahogo del nacional, que vio como sus tesis eran desautorizadas por la Iglesia romana. También varios textos del Juan XXIII, como las encíclicas Mater et Magistra o Pacem in Terris fueron unos textos con gran difusión en Cataluña por la contraposición que tenían con el discurso oficial del régimen franquista.

Este testimonio ha quedado recogido en la serie de entrevistas publicadas en CatalunyaReligió.cat sobre la recepción del Concilio en Cataluña y sobre Juan XXIII coincidiendo con los 50 años de su convocatoria y de la muerte del papa. También este verano, el monje de Montserrat Bernabé Dalmau, ha publicado en CatalunyaReligió.cat una guía para la lectura de la Pacem in Terris.