Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Carla Herrero Nebot/CR) Ante la necesidad de orar y de encontrar espacios de silencio en medio del mundo que hoy nos rodea, los Capuchinos de Pompeya ofrecen un servicio de acogida para la oración a lo largo del día para todos aquellos que tengan la necesidad de encontrar espacios de silencio, orar o reflexionar. "Hoy en día cuesta mucho rezar porque hay muchas distracciones y no nos detenemos nunca", explica José Manuel Vallejo, fraile capuchino de la comunidad de Pompeya. Aparte del servicio de acogida, siempre hay un hermano de guardia para atender personalmente dudas, conversaciones o confesiones de los feligreses.

Además, los capuchinos también realizan otros servicios como el de la atención a las personas necesitadas. Cuentan con abogados, asistentes sociales y voluntarios que reparten alimentos. Se calcula que atienden a unas 820 personas al mes.

CatalunyaReligió.cat ha pasado una mañana en la comunidad de Pompeya, donde ha compartido con el hermano Vallejo los diferentes espacios y actividades de servicio de la comunidad.