Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Obispado de Urgell) Joan-Enric Vives, arzobispo de Urgell y copríncipe de Andorra ha presidido este domingo la jornada festiva de San Gil en el Santuario de Núria. En su homilía,el arzobispo Vives ha hecho referencia al valor de la humildad, de acuerdo con el Evangelio proclamado. "Serás amado si eres humilde", ha sido la llamada hecha por el arzobispo de Urgell a la que ha vuelto en varias ocasiones para señalar que en el mundo de hoy no se da suficiente importancia a los valores de la humildad, la honestidad, la sencillez: "Hoy, en el día de San Gil, os digo esto: sed humildes, sed sencillos, sed honestos, porque serás grande y serás amado, conocerás los secretos de Dios"."La discreción siempre, el humilde propone, no impone; da conocimientos, comparte. "Ha añadido una petición a la Virgen por Cataluña, por la unidad del pueblo en momentos de dificultad, y también por la Iglesia: "por este nuevo Papa, que quiere llevar a cabo una reforma franciscana, pedimos al Señor que le ayude y no pierda ese coraje, acompañándolo con nuestra oración ".

En la fiesta de San Gil se ha presentado el libro El exilio de la Virgen de Nuria (1936-1941) del autor Manuel Castellet que glosa la aventura de la Virgen de Nuria cuando tuvo que "exiliarse" forzosamente por la guerra civil española, y su regreso, en 1941. La obra ha sido presentada por Vives, que ha puesto de relieve que hacen falta otros estudios de este tipo, para conocer y comprender mejor nuestra evolución como país.

En la cita de este año también han participado el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Santi Vila, el director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Enric Vendrell, el presidente de la Diputación de Girona, Joan Giraut, el director de Ferrocarriles de la Generalitat, Albert Solà, y numerosos alcaldes y representantes de entidades políticas y sociales locales.