Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

-Vacaciones singulares IX-

(David Casals/CR) Egipto, cuando el pueblo de Israel estaba esclavizado, y después fue liberado. La Palestina de hace 2000 años. Grecia y Roma antiguas, en los tiempos de los viajes de Pablo. La Edad Media, con la expansión del cristianismo ya consolidada. Y todo ello sin moverse del Solsonès.

Esta es la propuesta que este año han hecho un grupo de monitores para los campamentos que cada año organiza la Iglesia Evangélica de Cataluña en Aiguaviva, la casa de colonias que tienen en Guixers (Lleida). Quien coordina los campamentos y a los monitores es Nuria Millón, que durante el resto del año, también es la responable de la Escuela Dominical de su iglesia evangélica, ubicada en Santa Coloma de Gramanet (Barcelona).

"Este año hemos tenido 21 niños en los campamentos de los 7 a los 12 años. El campamento lo hemos hecho del 30 de junio hasta el 7 de julio, y otros años hemos hecho también campamentos para adolescentes", explica Millón, que coordina esta actividad desde el año 2009.

"Los voluntarios nos encontramos a las ocho de la mañana para evaluar el día anterior y preparar la programación. Levantamos a los niños, desayunamos, arreglamos las habitaciones, y cada día comienza una temática diferente, y este año era una máquina del tiempo, que llevaba a los campamentos a una época diferente".

"El objetivo es explicar cómo se ha mostrado Jesús desde el comienzo hasta la actualidad. Hacemos concursos, dinámicas de grupo, actividades, una noche de disfraces", añade Millón, que explica que, gracias a las redes sociales, han encontrado una muy buena manera para mantener el contacto con los padres y que éstos sepan que han hecho sus hijos a lo largo de la semana que están fuera de casa.

Al mismo tiempo, durante los días del campamento, los niños trabajan un dossier que incluye juegos y lecturas de las historias bíblicas que trabajan durante estos días, para que luego las puedan trabajar con los padres en casa.

En Santa Coloma de Gramenet, la Iglesia Evangélica de Cataluña tiene una presencia muy activa: ademas de una comunidad religiosa, está la residencia evangélica para personas mayores 'Bet San', la Obra Social El Far que lucha contra la exclusión social, y uno de sus proyectos es el Centro Abierto Moisés, volcado en la infancia en riesgo de exclusión social en el barrio de Santa Rosa.