Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Maristas - Carla Herrero Nebot/CR) "Este Capítulo ha sido muy intenso. Ha habido un gran clima de colaboración y de diálogo, y el balance que hacemos es muy positivo". Así de satisfecho se ha mostrado el hermano marista Lluís Serra, presidente de la Unión de Religiosos de Cataluña al hablar del 4º Capítulo Provincial del Hermitage que se ha celebrado entre el 30 de julio y el 4 de agosto en el Monasterio de les Avellanes.

Los capítulos provinciales de los hermanos maristas se celebran cada tres años y tienen básicamente dos objetivos: en primer lugar facilitar el cambio o la reelección del provinvial y escogerle un equipo. En este capítulo se ha reelegido al hermano Maurice Berquet, que terminará su mandato en el verano de 2016.

En segundo lugar, los capítulos tienen la misión de estudiar la situación de la provincia y elaborar las orientaciones para el nuevo trienio. En este sentido, Lluís Serra destaca "la importancia de anunciar el Evangelio y trabajar el tema educativo, que es lo que pide el Papa Francisco".

Los cuatro ejes principales que se quieren fortalecer y promocionar de cara a este nuevo trienio son: hermanos y vida comunitaria; pastoral vocacional; relación entre laicos y hermanos y, finalmente, las misiones. Cada uno de estos ejes ha recibido una aprobación casi unánime.

Hermanos y vida de comunidad
 
El contenido de este ámbito reúne seis objetivos y pone especial énfasis sobre la vida personal de los hermanos y sobre las comunidades. Los aspectos señalados son: el proyecto personal de vida (relación con Dios, relación con los otros, formación continua, uso del tiempo, relectura de la vida cotidiana ..) y el proyecto de vida comunitario (la oración, acogida de personas en dificultades, laicos y jóvenes, compartir la vida). Otros dos puntos: acompañamiento y animación en los hogares de hermanos mayores y criterios de constitución de comunidades.
 
Pastoral vocacional
 
Este eje, que ha aparecido con mucha fuerza, se concreta en un objetivo único: "Proponer a todos los hermanos promover la pastoral vocacional en todos los niveles. Para realizar esto nos parece imprescindible la implicación de los laicos". En este objetivo confluyen muchos aspectos importantes de la pastoral juvenil, la formación, el ofrecimiento de experiencias y el acompañamiento vocacional. Los documentos "Dar a conocer a Jesucristo y hacerlo amar" y "Se puso a caminar con ellos", así como otros, sirven de referencia.
 
Comunión hermanos-laicos
 
El Foro 2013 "Vida marista en comunión" sirve de estímulo a continuar en la línea ascendente que vive la Provincia. Dos objetivos concretan este eje: "avanzar en el proceso vocacional y de reconocimiento mutuo hermanos - laicos" y "favorecer y desarrollar en la Provincia las experiencias de comunión laicos-hermanos". Líneas de trabajo a través de experiècias, formación, grupos... Es evidente que los hermanos y los laicos tienen, especialmente en este eje, un campo común de crecimiento.
 
Misión
 
La misión, como los demás ejes, no está desligada de la realidad del conjunto. Todo está integrado. Los hermanos (y las comunidades) así como los laicos tienen su misión. El desarrollo de la misión se concreta en seis objetivos, que abarcan aspectos muy diversos, desde la formación, la apertura a las nuevas formas de pobreza y una política provincial de promoción de los derechos de los niños, hasta la viabilidad de las obras educativas (escolares y sociales) y su colaboración mutua.
 
En los próximos días se terminarán de redactar y definir estos grandes ejes estratégicos de este nuevo trienio.
 
Serra ha remarcado, en referencia al eje "hermanos-laicos", que "en este Capítulo han participado seis laicos. Para nosotros es importante que estén y nos ayuden a definir los objetivos con una mirada diferente".
 
"El encuentro ha sido profund0 y comprometido", explica el secretario general de la URC. Además ha añadido que "tenemos el deseo de vivir más profundamente el carisma marista y la misión".