Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jesuïtes) Jesuitas Educación, la red de escuelas de la Compañía de Jesús, ha presentado un nuevo modelo pedagógico que se irá implantando de forma progresiva en sus escuelas y que se basa en los principios y valores de la pedagogía ignaciana y en el diálogo permanente con los últimos avances de la pedagogía, la psicología y las neurociencias.

De esta manera se quiere responder a los cambios vertiginosos que está viviendo nuestro mundo, que piden una transformación del proceso de enseñanza y aprendizaje. El alumno es el centro de este modelo, con un papel más activo y autónomo, trabajando en proyectos que favorecen el aprendizaje experiencial y el trabajo cooperativo, y en el marco de una estructura escolar más flexible.

Así se anunció en un acto de la escuela Jesuitas Sarrià-Sant Ignasi, en el que se presentaron las conclusiones del proyecto Horizonte 2020 en el que han estado trabajando las escuelas durante este curso. Desde el mes de septiembre y hasta el mes de mayo, educadores, alumnos, familias y personal de gestión de ​​Jesuitas Educación, y también algunas personas y entidades del mundo educativo en Cataluña que han sido invitadas, han participado activamente en un proceso de reflexión en torno a cómo debe ser la escuela que queremos. El trabajo ha reunido cerca de 13.000 personas y se han recogido más de 56.000 ideas y propuestas.

Este proceso ha sido animado por el Provincial de los Jesuitas de Cataluña, Lluís Magriñà, para quien "no podemos ser conformistas, sino que debemos movilizarnos y decidir qué futuro queremos para la educación y nuestras escuelas". El Provincial de los Jesuitas destacaba y agradecía el pasado viernes la alta participación con la que ha contado. Magriñà afirmó que este proyecto "no es sólo una llamada a un cambio radical de la educación, es también una llamada a la transformación interna de cada uno de nosotros en nuestro proyecto vital y personal".

El proceso participativo que se ha llevado a cabo durante este curso ha puesto de manifiesto el compromiso de los educadores/as y también de los alumnos/as y familias para llevar a cabo cambios en las escuelas. Las propuestas apuntan hacia repensar los espacios donde se educa (aulas, patios, pasillos, salas, etc.), incrementar las metodologías activas del alumno, reducir las clases magistrales, flexibilizar la duración de las clases, potenciar el trabajo común entre familia y escuela, ser activos como escuela en el entorno social, ... Parte muy importante del proceso ha sido la participación de los propios alumnos, desde los más pequeños de Educación Infantil hasta los que cursan Bachillerato o Ciclos Formativos. A través de diversas actividades adaptadas a cada edad, se ha provocado que niños y niñas digan cómo les gustaría que fuera su escuela, sin poner límites a su imaginación.

El acto contó la presencia del responsable de educación a nivel internacional de la Compañía de Jesús, el jesuita colombiano José Alberto Mesa, que recordó que precisamente una de las características más importantes de la pedagogía ignaciana es su constante necesidad de renovación, a fin de responder a las necesidades y retos de cada momento. Por eso celebró la iniciativa de Jesuitas Educación de emprender el proyecto Horizonte 2020 y afirmó que seguía con ilusión y atentamente el proceso que aquí se está llevando a cabo, ya que "abre caminos para todos". Por su parte, el director general de Jesuitas Educació, Xavier Aragay, dijo que "hemos empezado a caminar" y anunció que ahora hay que trabajar para que este nuevo modelo pedagógico se vaya desplegando en las escuelas. Aragay aseguró que "más allá de las dificultades, los recortes y las leyes que se aprueben, apostamos por el proyecto educativo de Jesuitas Educación ".

La proclamación oficial del Horizonte 2020, con la lectura de las ideas clave de la escuela que queremos, estuvo a cargo de varias personas, representando cada una de ellas los diversos sectores de la comunidad educativa. Jesuitas Educación apuesta por una escuela del siglo XXI, humanista, catalana y abierta al mundo, que busca el desarrollo emocional e intelectual, con espacios renovados, que apuesta por la formación y el acompañamiento de los educadores, con un nuevo modelo pedagógico y organizativo, evangelizadora y comprometida con la sociedad y el medio ambiente.