Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Ramon Ribera-Mariné) Desde el Miracle, como tenemos por costumbre, nos hacemos presentes para ofrecerles una vez más la Casa de Espiritualidad, para muchos un lugar inolvidable. Después de un invierno no demasiado frío, pero que se ha alargado de alguna manera hasta hace poco, y con unas semanas de retraso, los campos de cebada comienzan a amarillear, pero el término de la cosecha aún está lejos; hace pocos días todavía la nieve estaba muy presente en las montañas, y también el frío. Sea como sea, el verano, por lo menos, astronómicamente, ha comenzado, y nosotros nos preparamos para recibir los que participarán en alguna de las actividades, nuestras u organizadas por otras entidades. Ya se pueden consultar en nuestra web, aunque la mayoría aún no tienen el dossier de explicación complementaria.

Como cada verano, desde los inicios de la Casa, hace más de treinta años, están las sesiones tiempo para Dios, ejercicios. En concreto este año sobre "las bienaventuranzas y parábolas del Reino" por Toni Pou (9-15 de julio), las "cuestiones sobre la Biblia" por Joan-Carles Elvira (25-31 de julio), sesión que en el momento actual está totalmente llena , y con "el ejemplo de los mayores" (7-13 de agosto) por Jordi Castanyer, todos monjes de Montserrat.

El ambiente es de silencio, con dos conferencias al día y con la participación en la oración de la pequeña comunidad de monjes que guardamos el Santuario de la Verge Nena.

Para los que puedan o quieran una experiencia más exigente, del 29 de agosto al 8 de septiembre, como siempre de tarde a tarde, aunque en este caso adaptable a las posibilidades de la agenda, se encuentra el programa "desierto, ayuno y vela", un título ya bastante elocuente, con la guía del también monje de Montserrat Vicenç Santamaria.

Para aquellos que están interesados ​​en la sesión de verano de "Naturaleza y espiritualidad", la novedad está en el cambio de días y de formato: este año, desvinculada de la Fiesta Mayor del Santuario (primer domingo de agosto) que quedaba en medio, os la proponemos a finales del verano (13-15 de septiembre); de esta manera será más coherente con la línea de las otras sesiones. Aquellos a los que era imposible la asistencia en pleno agosto salen también ganando. Después... Ya estaremos en otoño, y los días ahora largos, se acortarán, y se trabajará en los campos,  preparándolos para la siembra; pero dejemos tiempo al tiempo, y dispongámonos a disfrutar de la gracia del verano que nos es dada. Cordialmente desde este lugar de paz que es el Miracle.