Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

La Fundació de l'Escola Cristiana de Catalunya cree que la nueva ley de Educación que propone el gobierno central contiene "una explícita beligerancia contra la autonomía educativa de las comunidades autónomas y un ataque, particularmente, contra el modelo lingüístico de la escuela catalana". Por ello, afirma que es una posición que no compartimos y que hay que combatir con todos los medios democráticos a su alcance". La entidad, que agrupa a los titulares de más de 400 escuelas de titularidad católica de Cataluña, se manifiesta claramente contra la LOMCE en el editorial semanal que remite en el boletín interno en los centros y que publica en CatalunyaReligió.cat.

La Escuela Cristiana cree que hay que defender "el derecho al autogobierno educativo de Cataluña y un modelo lingüístico de convivencia y cohesión social para nuestra escuela" y asegurar que "como ya hemos dicho otras veces, la Generalitat de Catalunya, Parlament y Govern, nos tendrán siempre a su lado en este cometido".

El texto habla también de "ley claramente innecesaria" y de un proyecto que "está llevando más división en el mundo educativo y que, en buena medida, está diseñado a la contra" y que será "un estorbo más y un enorme dispendio de nuestras energías, necesarias para abordar los problemas reales y los retos que queremos superar ".

La Escuela Cristiana también lamenta en esta nota que "el clima creado por el ministro responsable de la ley envenena un debate parlamentario del que no se puede esperar gran cosa". Asimismo, critica que desde partidos como el PSOE se aproveche la crítica a la LOMCE por "cargar contra la religión, como si éste fuera el gran tema" o que "PSC e ICV ya hablan de defender la escuela pública, como si la LOMCE modificara en algo su estatus". "Entre unos y otros podemos hacernos daño", concluye.