Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(David Casals / CR) En unos tiempos convulsos como los actuales, en la Biblia se pueden localizar muchas historias y personajes cuyos valores siguen vigentes hoy en día. Así lo cree el pastor de la Iglesia Evangélica de Belén del barrio del Clot de Barcelona, ​​Víctor Ramírez, que compagina sus tareas pastorales amb el ejercicio de la psicología y un doctorado en la materia.

Según Ramírez, las narraciones bíblicas nos pueden ser útiles, no para entenderlas como un "manual de conducta, sino como un conjunto de textos donde encontramos algo que se revela, y donde está presente la memoria de un pueblo que camina, que sufre muchas veces exilios, marginaciones y la reconstrucción de su vida en diferentes situaciones".

Un ejemplo que se puede aplicar al valor de la resiliencia es el libro de Rut. Rut y su suegra, Noemí, viven en Moab, y vuelven a Israel, de donde era originaria Noemí, después de que hayan muerto los dos hijos de Noemí. La madre y la viuda vuelven juntas, una a su tierra de origen y la otra como inmigrante.

El texto pone de manifiesto las dificultades por las que han pasado: por eso Noemí, cuando vuelve a Israel, pide que no la llamen por su nombre, que quiere decir 'dulzura', sino 'Mara' ('amargura'), pero a pesar de las dificultades, salen adelante, un ejemplo claro de resiliencia, explica Ramírez.

"Rut vive en un mundo absolutamente patriarcal, con una absoluta posición desfavorable hacia las mujeres. Pero su historia dice que es posible que dos mujeres, con amistad y complicidad, pasen a ser sujetos de la historia, y encontrar una salida cuando todo parecía indicar que eran víctimas absolutas de la mala fortuna ", añade.

Según Ramírez, en los Evangelios, en los relatos sobre las sanaciones de Jesús, también se pueden encontrar valores de resiliencia. Explica que de estos relatos no se debe extraer un modelo de atención pastoral que pretenda ser el sustituto de una "enfermería" y el cuidado de los daños físicos y emocionales. Lo que propone Jesús, explica, es un modelo pastoral integral, "que propicia el levantamiento de los sujetos" a pesar de todas las dificultades en las que se puedan encontrar. Un ejemplo más de resiliencia.

Estas tesis Ramírez las expuso en un encuentro en Barcelona  en un 'Taller Teológico', un proyecto pluridisciplinar de la Iglesia Evangélica Española y de la Fundación Frederico Fliedner, al servicio de todas las iglesias evangélicas y de la sociedad, para aproximar la teología y la reflexión desde una perspectiva protestante a los creyentes.