Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Generalitat de Catalunya) La consejera de Ensenyament, Irene Rigau, ha destacado que las prácticas en empresas o instituciones sirven a los estudiantes de la FP para conocer la realidad profesional y del mundo laboral. Rigau ha hecho estas declaraciones en el acto de firma del convenio del DeDepartamento de Enseñanza con el Monasterio de Santa María de Poblet y la Fundación Populus Alba, que tiene como objetivo impulsar los ciclos formativos del sector agrario que se llevan a cabo en el Instituto de Horticultura y Jardinería de Reus.

Con este convenio los alumnos del Instituto-que cursan ciclos formativos de grado medio de Jardinería y floristería, y de Trabajos forestales y de conservación del medio natural, y el de grado superior de Paisajismo y medio rural-podrán realizar actividades formativas en unos terrenos para ajardinar pertenecientes al Monasterio, como por ejemplo, mantenimiento, conservación y mejora de las zonas verdes. Lo podrán hacer con la colaboración de personal experto del Monasterio.

La titular de Educación ha recordado el gran activo que es poder trabajar en proyectos realizadosls como es el paisaje de Poblet y ha añadido: "si hasta ahora Poblet era conocido por la arquitectura y su archivo, esperamos que ahora también lo será por su paisaje". También ha apuntado la idea de que los jóvenes que trabajen en Poblet haciendo prácticas sentirán "el monasterio más suyo".

Aparte de la cesión de estos terrenos, el Monasterio y la Fundación facilitarán al ’ Instituto el acceso a personal experto que pueda asesorar en contenidos que requieran la implementación de nuevas tecnologías, métodos o contenidos formativos, y que se coordinará con el profesorado del centro educativo. También ofrecerán el equipamiento y las herramientas, así como la materia prima y otros elementos que sean necesarios, para la realización de las sesiones formativas en los terrenos cedidos.

El Monasterio, la Fundación y el Instituto podrán establecer colaboraciones para dar salida a las plantas y árboles que se produzcan en los viveros del centro educativo. Por tanto, podrán acordar conjuntamente su destino y distribución a fin de que puedan ser utilizados por el Monasterio o replantados en parques y jardines vinculados a Poblet.