Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(David Casals - CR) Las comunidades y entidades judías han emitido un comunicado donde lamentan la actitud "absolutamente irresponsable y partidista" de medios de comunicación, políticos y líderes de opinión donde se banalizan los términos 'nazi' y 'nazismo'.

Para los firmantes, el uso de los conceptos 'nazi' y 'nazismo' de forma generalizada en la confrontación de ideas y el debate político "banaliza y vacía de contenido" ambos términos, y no deberían usarse para "descalificar a los adversarios políticos". Hacerlo es "una frontera que una sociedad democrática no puede cruzar, ni ahora ni nunca", porque significan "trivializar la carga ideológica del nazismo y de sus consecuencias para el pueblo judío y para toda la humanidad."

Este posicionamiento llega después de declaraciones como la de María Dolores de Cospedal que compara los 'escraches' con el nazismo y de un reportaje emitido en Telemadrid que vinculaba el nacionalismo catalán con las técnicas de propaganda política que  utilizaron los regímenes estalinista y nazi.

Otra reivindicación que se hace en el comunicado es que el Congreso apruebe "con urgencia" una reforma del Código Penal, donde se prohíba "enérgicamente e inequívocamente" el negacionismo y la banalización del Holocausto, para garantizar así el recuerdo y la dignidad de todas las víctimas del nazismo.

El comunicado está firmado por las comunidades Atid y Bet Shalom y también entidades como B'nai Brith Nahmanides, la Fundación Baruj Spinoza, la Asociación de Relaciones Culturales Cataluña Israel y la Asociación Catalana de Amigos de Israel (ACAI).