Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(David Casals) El cristianismo es plural, también en la celebración de una de sus festividades más importantes, la Pascua. En las iglesias protestantes y evangélicas, no hay lugar ni para procesiones ni iconografía religiosa, sino para la reflexión, la oración, la alabanza, la predicación y la lectura del Evangelio. Por otro lado, el calendario juliano, vigente en muchas iglesias orientales, fija este año la Pascua el próximo 5 de mayo.

"Las Pascua es el fundamento de nuestra fe: la pasión, la muerte y la resurrección de Cristo. Desde la entrada triunfal de Cristo el domingo de Ramos, hasta cuando es entregado, clavado en la cruz y resucita el domingo", explica en declaraciones a CatalunyaReligió Felip Carmona, pastor protestante y delegado de ecumenismo de la Iglesia Evangélica de Cataluña .

"En el campo protestante, es una celebración de recogimiento, pero más intensa, se celebra en la intimidad. En la riqueza espiritual que tienen los cultos de la Reforma, está el sentimiento de glorificar el nombre de Dios, buscar la relación con Cristo y sobre todo con la ayuda del Espíritu Santo", concluye.

Según Carmona, estos días no se han de vivir únicamente como unas "vacaciones más". Así pues, es necesario que el creyente reflexione y recuerde que por culpa del ser humano tienen lugar los acontecimientos que llevaron a la detención y muerte de Jesús.

Las iglesias surgidas tras la Reforma protestante se caracterizan por su diversidad y por ello, cada denominación evangélica celebra la Pascua con su particular sello. Incluso, hay grupos nacidos después de la Reforma que marcan distancias con respecto a la Pascua, porque consideran que es de origen pagano.

Por otra parte, en el cristianismo oriental, hay iglesias que se siguen guiando por el calendario juliano, que era el que había estado en vigor también en el cristianismo occidental hasta el 1582, cuando se adoptó el calendario gregoriano. En las iglesias que se guían por el calendario juliano, Pascua se celebra entre el 4 de abril y el 8 de mayo, y este año será el 5 de mayo. En 2014 caerá el 20 de abril, y en 2015, el 12 de abril.

Hay años donde la celebración de la Pascua coincide en el cristianismo oriental y occidental. En los últimos años, ocurrió en 2001, 2004 2007, 2010 y 2011.