Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Abadía de Montserrat) El padre Abad de Montserrat, Josep M. Soler, al conocer la elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio, como nuevo obispo de Roma y sucesor de San Pedro, ha declarado lo siguiente:

"Destaco ante todo, la sorpresa de esta elección: el hecho de que los cardenales hayan ido a buscar un Papa en América Latina. Es la primera vez que se eligeun Papa de este continente, el primer Papa jesuita y el primero que escoge el nombre de San Francisco de Asís. En segundo lugar, que haya escogido este nombre es significativo, porque hace pensar que quiere seguir el ejemplo de San Francisco, con un estilo evangélico, sencillo, en comunión con la creación. Durante su primera aparición pública, subrayó que quería hacer caminojunto con todo el pueblo cristiano, que debíamos orar unos por otros y, en esta línea, rompiendo el protocolo, pidió a los fieles que, antes de darles él la bendición, rogamos en unos momentos de silencio para pedir que Dios el bendijera. Un último aspecto que yo subrayaría de sus palabras ha sido la insistencia en decir que asumía el ministerio de Obispo de la Iglya de Roma, que es la que preside las otras en la caridad. En este punto, veo una dimensión ecuménica valorable ".