Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Catalanes en Roma en Sede vacante (V)

(J. Llisterri / E. Muntané - Roma) Desde el 2001 el catalán Emili Turú está en Roma formando parte del consejo general de los Hermanos Maristas, en 2009 fue elegido Superior General por ocho años y es miembro del consejo directivo de la Unión Internacional de Religiosos. Pero no se puede decir que viva en Roma; vive en el mundo y viaja constantemente acompañando la labor de los hermanos maristas en los 79 países donde están presentes.

Con este conocimiento de la realidad explica que ante el cambio de papa procura tener "el nivell de expectativas no muy alto" y hace hincapié en el tipo de Iglesia que sueña, "la Iglesia plaza del pueblo". Por eso dice que la tarea principal está en manos de cada uno: "La Iglesia que sueño sólo se realizará si yo me implico".

Destaca también el papel que puede tener la vida religiosa, con un ámbito diferente de libertad dentro de la Iglesia. Y explica que con Benedicto XVI ha habido un acercamiento a la vida religiosa, después de un distanciamiento durante el pontificado de Juan Pablo II y cuando algunos ámbitos eclesiásticos daban la vida religiosa por terminada.

"La curia no se hará el harakiri", asegura en esta entrevista, pero ves posibilidades de reubicar a la Iglesia en lo esencial. Este miércoles Emili Turú estará en Barcelona para